domingo, 6 de diciembre de 2009

Las historias hermosas son así, nos prometen de lejos ser verdad, le pedimos al tiempo que las traiga por acá y al final en un sueño suelen ser casualidad, a la vuelta del corazón volvemos a empezar.